Seleccionar página

¿Eres Escénico? 

Un blog sobre arte y comunicación

Palabras que no valen nada y lo valen todo

Palabras que no valen nada y lo valen todo

Lo bonito es que hay palabras que son preciosas y que todo el mundo sigue comprendiendo, que las entiende y las siente como propias aunque ya no se usen tanto. Volverlas a oír es como oler una habitación y recuperar recuerdos de la infancia. No siempre tenemos que utilizar el término manido y que todo el mundo usa. A veces hay que confiar en el lector y usar palabritas que se te deshagan en la boca, que cuando las uses sientas que el papel las absorbe y son “negritas” sin serlo.

Acumula sed de vida

Acumula sed de vida

Quizás este parón nos aporte más sed de vida. Las horas largas metidos en nuestras casas paradójicamente nos hacen darnos cuenta de lo deprisa que corre la vida y lo difícil que es alcanzarla.

Quizás el tiempo deje de parecernos infinito y cuando salgamos a la calle (que saldremos, con o sin mascarilla) no se nos va a olvidar mirar a los balcones, ni se nos pasará por alto si hace luna llena o aún es luna creciente.

El objetivo es que quien te escucha sienta cosas.

El objetivo es que quien te escucha sienta cosas.

Nadie sabe mejor que tu lo que te conviene y nadie se ignora a si mismo más que tú. Esta es una máxima con la que muchos luchamos cada día, más ahora si cabe que nos encontramos en unas circunstancias tan peculiares. 

Paciencia es una palabra a la que no estábamos acostumbrados. Nos ha pillado de sorpresa a pesar de llevar semanas avisando. Es como si oyéramos llover sin ver la lluvia. Hemos seguido como si nada hasta que nos han atado de pies y mano y no hemos tenido otro remedio que ver la tromba de agua que se nos venía encima. 

No tengo ni idea de qué haré estos días

No tengo ni idea de qué haré estos días

Cuando te saltas lo obvio queda mucho menos qué decir. Primer lunes de encierro con familia e hijos, jugándonos los minutos a cara y cruz para trabajar entre juego y juego. Somos como grillos sacados de su escondite a plena luz del sol, tratando de llamar la atención entre tanto ruido, entre tanta gente que escribe posts desde sus casas, que aconseja, que muestra su cara más amable. 

Vente con ganas

Vente con ganas

Lo primero de todo son las ganas, si no tienes ganas, no lo hagas. Yo, por compromiso, no quiero ni un vaso de agua. Un consultor con el que colaboro, Marc Vidal sin gafas azules, (colaborar parece ser que significa trabajar juntos) dice que hay que venir con la motivación ya puesta de casa. Por eso, no está entre las funciones del líder la de motivar a su equipo, sino la de conseguir  que un equipo venga con ganas de trabajar, que le interese lo que hace, en definitiva, que venga ya motivado de casa. 

Liderazgo. Una palabra cansada pero necesaria

Liderazgo. Una palabra cansada pero necesaria

Vamos a necesitar sinónimos para rescatar esta palabra. Por más usada y rehusada que esté no tenemos otro remedio que darle la importancia que merece. Parece que vivimos en un mundo en el que todos tengamos que ser líderes, todos queremos subir montañas, escalar, crecer y crecer más aún. Consumir artículos, vender, vender más. 

El escenario no es una pantalla

El escenario no es una pantalla

Cuando subimos a un escenario, cuando hablamos a un público, debemos entender que no estamos dentro de una pantalla. No estamos dentro de un teléfono. Lo que diferencia una charla en vivo de un video es precisamente esa profundidad, esa tridimensionalidad. Vemos a la persona hablar, pero también moverse y formar parte del espacio. 

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo antes de 24 horas