693 379 445 [email protected]

Vamos a necesitar sinónimos para rescatar esta palabra. Por más usada y rehusada que esté no tenemos otro remedio que darle la importancia que merece. Parece que vivimos en un mundo en el que todos tengamos que ser líderes, todos queremos subir montañas, escalar, crecer y crecer más aún. Consumir artículos, vender, vender más.

Por el contrario la imagen que tengo yo de líder es la algunos de mis maestros de Danza, que caminaban despacio mientras nosotros nos agarramos a la barra. Nos hacían sentirnos escaneados y a la vez valorados. Pero esa mención especial únicamente llegaba después de mucho trabajo y mucha dedicación. Hay una parte de la danza contemporánea que pocos conocen: La disciplina.

Hay una parte de la danza contemporánea que pocos conocen: La disciplina.

Cuando entrenaba en Rotterdam, Holanda, el profesor de danza era como un Dios para nosotros. No existía ni siquiera la posibilidad de malas actitudes, nadie hablaba, todos escuchábamos cada matiz, cada pequeña corrección. Supongo que en el mundo de la danza todos sabíamos lo difícil que era convertirse en bailarín profesional y nadie estaba dispuesto a perder el tiempo. No éramos militares, pero casi.

La autoridad que ejercían en mí estos maestros no se basaba en malas palabras, sino en el ejemplo. Eran bailarines y profesores en su mayoría extraordinarios. Nos sentíamos privilegiados y probablemente lo éramos.

La autoridad que ejercían en mí estos maestros no se basaba en malas palabras, sino en el ejemplo

Considero que como líder tienes que intentar crear ese sentimiento de privilegio ante tu equipo. Hacer sentir que el tiempo que pasáis juntos está bien usado. Cuando bailaba, sentía que en cada clase aprendía algo nuevo.

La pregunta es si en vuestras oficinas, los managers de equipo, los directivos, sentís que dais cada día oportunidades de crecimiento y aprendizaje a vuestro equipo. La motivación consiste en conseguir que sigamos creciendo mucho después de conservar la misma altura y la misma marca en la pared.

Es-pec-ta-cu-lar. En inglés esta palabra suena que parece una canción. Los líderes tienen la obligación de ser espectaculares. Cuando manejas el tiempo de los demás no puedes permitirte aburrir a los demás. (Yo es que no estoy aquí para entretener a nadie) Pues te equivocas. Cada reunión debería ser un mini espectáculo. No hablo de hacer bromas fáciles o dar discursos con voces rasgadas. No. Se trata de ser coherente entre lo que decimos y lo que hacemos, se trata de ser más consciente de nuestro lenguaje verbal y no verbal. Se trata de implicarte y valorar el tiempo de los demás.

En Team Escénicos nuestra visión de líder tiene un paralelismo con el director de cine. Una figura especialmente importante ahora que Carlos Violadé, mi primo de sangre, acaba de ser nominado a los Goya por su cortometraje, Foreigner. He podido vivir de cerca la figura de un director de cine, que es un líder muy completo y complejo. Lo maravilloso del cine es que necesita un director con las ideas muy claras y una visión periférica mayor que la de una araña. A la vez es imposible, por completo imposible, grabar una buena película sin contar con tu equipo. Tienes que delegar porque simultáneamente en una jornada de rodaje cuentas con muchas personas trabajando a destajo en proyectos simultáneos para que todo salga según un plan creado al milímetro. 

Imaginad lo que puede un director de cine aportar a una empresa en materia de estrategia y liderazgo. Pues ya no hay que imaginar, porque las fronteras cada vez son finas y en Team Escénicos nos atrevemos a pasar personas de un lado a otra sin poner pinchos en las vallas.

Ofrecemos consultoría en la que artistas como Carlos Violadé, Ramiro Blás o Miky McPhantom formarán parte de procesos de cambio de empresas valientes. ¿Quién mejor que artistas y directores creativos para motivar y promover el cambio positivo de las empresas ?

Subscríbete a nuestra Newsletter

Únete te enviaremos las nuevas entradas del blog e información sobre nuestros eventos gratuitos.

Máximo 2 emails al mes. Solo enviamos cosas que nos gustaría recibir a nosotros mismos.

 

Tu subscripción se ha realizado con éxito